Hace un año tuvimos la oportunidad de hacer las fotos de una boda muy íntima, en tiempos de COVID, con apenas 20 invitados y todo el amor del mundo. La primera boda de Carla y Fer. Y un año después, a finales de Octubre, la segunda boda, el FIESTÓN, en la que Carla y Fer ya por fín, pudieron invitar y compartir esta etapa tan importante con todas esas grandes personas que les acompañan en su vida, amigos y familia, que lo dieron todo con esa alegría que caracteriza las bodas que por fín se han podido celebrar después de ya dos años de cambios de fechas e inesperados.

En este post os comparto una pequeña selección de lo que fue ese día tan esperado, celebrado en La Vieja Bodega en Casalareina (La Rioja). Que vivan las bodas de otoño, con esos colores y esa alegría! Felicidades de nuevo Carla & Fer, se que me llevo dos amigos de esos dos días tan maravillosos 🙂

Share this story