Tras la camara

Empecé mi carrera fotográfica en una agencia de comunicación en México, después me dediqué al mundo del vídeo, a lo que le siguió ser iluminadora en Madrid, profe de fotografía, estudiante de fotografía, editora de vídeo y al final, fotógrafa a tiempo completo.

Estando en México por primera vez, hace ya 6 años,  me invitaron a hacer fotos en una boda. En esa época, me encantaba la fotografía pero no me veía “haciendo fotos de bodas”, pensando en los clichés, los posados, y en las fotografías que hace no tantos años se hacían.

Descubrí que no podía estar más equivocada, que había gente haciendo trabajos maravillosos dentro de este mundo. Que una boda es una oportunidad increíble para crear arte a partir del recuerdo de uno de los días más importantes en la vida de sus protagonistas.

Creando imagenes

que no solo muestren el

como fue el gran dia sino tambien

EL COMO SE SINTIO